Juan Nieto se une a Manfred

Pues entro por aquí para contar que me acabo de unir a una empresa que está trabajando muy bien para mejorar los procesos de selección (en este caso orientado a perfiles tecnológicos (devs, devops, sre…).

  • Nuestro canal de Telegram Manfred Daily es una buena forma de estar al día de ofertas chulas del sector TIC
  • En nuestra awsomica plataforma Asgard publicamos unas ofertas que nuestros clientes y nosotros tratamos con todo el mimo y puedes verlas aquí sección de ofertas de nuestra plataforma Asgard (¡Sí! Ofertas de las que me gustan a mí, con su salario especificado y todos sus detallitos).
  • Aunque no estés buscando trabajo ahora mismo, también puedes contar con nosotros. Si te haces manfredita, te haremos pensar al respecto de tu carrera profesional y te ayudaremos, cuando lo necesites y sin dar la turra, a gestionar tu carrera profesional en esta locura de sector.
  • Y por supuesto, si en tu empresa, tienes la responsabilidad de captar al mejor talento y necesitas ayuda, estaremos encantados de ayudarte Manfred + Empresas – Encuentra profesionales no CVs
Publicado en Buscando trabajo | Deja un comentario

¿Hacen el indio las empresas TIC españolas?

La empresa HCL contratará más gente en ciudades de segundo o tercer nivel podría ser la traducción a este artículo “HCL tech looks to hire more talent from tier-2 and tier-3 cities”

Hay mucha gente que no tendrá ni idea de quien o que es HCLTECH, una “pequeña” empresa de servicios informáticos Hindú que para que os hagáis una idea tiene planeado para el año que viene entre 17.000 y 20.000 incorporaciones.

Varias cosas interesantes:

  • No me imagino en España hablar de “ciudades de nivel 2 o nivel 3”, en España, aquí, muchas compañías, algunas por vocación y otras por pragmatismo están hablando de “volver a las raices”, “atraer el talento” o “la España vaciada” (este último, al menos a mi, me suena mucho peor que tier-5
    • Hace 5 años en HCL descubrieron que el 87% trabajaban en una ciudad distinta a la suya :-0. Me parece una cifra brutal ¿Cual diríais que es el ratio en vuestro caso? p.e. En Ginzo somos “inmigrantes” aunque arraigados 4 de 20 y tenemos teletrabajo puro en algún caso.
  • Según el responsable de RRHH el motivo principal no es el coste, la principal ventaja es la estabilidad.
  • Llaman Tier-2 Tier 3 a sitios donde tienen más de 4000 empleados XD
  • La mayor demanda está en Ciberseguridad, Internet de las cosas y cloud pero también hay bastante demanda en tecnologías más tradicionales como .NET o Java.
  • Han conseguido bajar la tasa de abandono del 10.2% al 9,9%. Nueva sorpresa en que una empresa de un dato así. ¿Conocéis este dato en vuestra empresa?
  • Para reducir esta ratio afirma que no hay formulas mágicas pero que están reforzando los programas para detectar los problemas de los empleados antes y así poder resolverlos.

Publicado en Buscando trabajo | Deja un comentario

Volver a empezar

Siglos a que no escribía en este blog y es que, como decía Sabina en una entrevista cuando le preguntaron

  • ¿Por qué siempre escribe canciones de desamor?

Y contestó algo así como “Cuando uno está enamorado se dedica a dar paseos, bailar y follar… y claro no tienes tiempo para escribir canciones”

Así que, como llevo tiempo sin parar de trabajar, pues tengo bastante abandonado este proyecto en la práctica, aunque en mi mente no paro de intentar darle continuidad y utilidad, me conformo con que fuera la mitad de chulo que:

Hoy vuelvo porque he estado between jobs.

El segundo despido fue en lunes, de hecho el lunes después de San Mateo, mientras que el primero fue el viernes antes de San Mateo, así que tendré que tener cuidado en época de vendimía.

Como no era algo del todo inesperado, pues fue bastante más ligero. Las circunstancias han sido muy diferentes, tanto en la forma como en el fondo, no hablamos de una gran empresa, hablamos de un proyecto ADR Formación, al que estoy ligado desde hace mucho, y al que, seguiré ligado como autor.

En la parte personal, no hablamos de alguien acostumbrado a despedir y al que le das igual, es alguien con el que tengo una excelente relación de hace años, y que solo se ha resentido en este tiempo en el que nuestros roles respectivos de Jefe y junior a prueba permanente no han encajado en ningún momento.

De las fases del duelo, que en el caso de mi primer despido fue largo y profundo, en este caso me las he saltado todas porque he tenido la enorme suerte de tardar menos de 36 horas en tener una oferta de trabajo atractiva encima de la mesa por parte de Ginzo Technologies, una empresa a la que le he intentado vender en todas las empresas por las que he pasado y que nunca me había comprado nada, pero a la que mi labor como vendedor le ha parecido que merezco una oportunidad.

Me congratulo y felicito a mi mismo por las lecciones aprendidas de mi anterior despido:

  • no desconectar del mercado de trabajo, por muy bien que estés en un sitio
  • ayudar, en la medida de lo posible, a la gente que busca empleo
  • no es “mi empresa” si no he ido al notario
  • tratar cada ‘prospect’ como si fuera lo más importante en el mundo (aunque sea en los 30 segundos que empleas para graduar su potencial)
  • tratar a cada cliente como si fuera el más importante en el mundo (aunque sea los dos minutos que te toca atenderle al teléfono porque tu compañero senior está ocupado

Está claro que sigo teniendo mucho que aprender, y mucho que mejorar, pero el que siempre he considerado el mejor vendedor del mundo, mi padre, dice que está muy orgulloso de mi y hablando de familia, aunque haya sido durante 36 escasas horas, me han dado el cariño, el espacio y el soporte que me permite sentirme seguro, ante cualquier adversidad.

Cuando dije en casa que me habían despedido, mi hijaadolescentenodoybesosaboomers me ha tratado con un cariño delicioso, pero ayer, me preguntó, para confirmar si ya tenía trabajo y hemos vuelto a la normalidad de nodoybesosaboomers.

Así que REiniciamos en Ginzo Technologies a la que me he incorporado como si estuviera saltando pero muy bien acompañado.

Publicado en Buscando trabajo | Deja un comentario

Mucha suERTE

suERTE

Mi primera intervención en “Entretrabajos” y no voy a hablar de trabajo en si, ni de cambio de trabajo, sino de mantener el trabajo.

Tendríamos que habernos metido en una caja durante los últimos 3 meses para no enterarnos de la crisis pandémica que ha acechado el mundo, pero en este caso voy a hablar de España, que es lo que me toca cerca.

Mi trabajo actual está enmarcado dentro de una empresa familiar, de esas que llevan muchos años funcionando y que son gestionadas por el creador de la misma. La empresa, por otro lado, tiene la visión de que hay que avanzar y diversificar para aguantar tantos años como han venido aguantando y mi puesto es clave para abrir nuevas lineas de negocio. Con el estado de alarma que se decretó en Marzo, la empresa se ponía en una tesitura de que un cierre de unos meses podría acabar con la estructura financiera al tener que mantener las nominas de los empleados y no poder realizar ni los trabajos ni las facturaciones necesarias para el flujo necesario.

La apertura de la oportunidad para las empresas de acoger a sus empleados a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) pasa a ser, como un respirador para la empresa, pero su carácter temporal, hace que también sea para el empleado.

En España, para apoyar que las empresas en momentos de crisis no cierren, existen dos soluciones, el ERTE y el ERE. La diferencia es que el ERE permite despedir al empleado y no tener que readmitirlo y el ERTE no permite el despido. Además, el ERTE hace que en lo seis siguientes meses al fin de ERTE, tampoco el empleado pueda ser despedido. Por otro lado, el ERTE ha sido modificado para que todos, incluso lo que no tuvieran derecho, obtengan un subsidio por parte del gobierno, y que este subsidio no descontara del derecho a subsidio que se tienen por despido. Así pues, las empresas pueden parar su producción por que el país esta parado y los salarios de los empleados, eso si reducidos, los paga el estado. Cuando termina el ERTE y se vuelve a la normalidad, o mas bien nueva normalidad, el empresarios tiene la obligación de readmitir al empleado y mantenerlo durante seis meses.

En mi caso, el ERTE ha sido una solución consensuada entre la empresa y los empleados. A los empleados nos conviene que la empresa no cierre.

En España, ha pasado de todo con los ERTEs. Tenemos que tener en cuente que se ha parado un país entero y los empleados en ERTE han sido muchos. Todos estos ERTE hay que gestionarlos y, da la casualidad, que el país estaba parado. Si, queridos lectores, el servicio de empleo que gestiona los ERTEs, también estaba parado, o mas o menos parado. El caso es que casi todos trabajaban desde casa, pero eso no es teletrabajo, es trabajo desde casa en una pandemia. Esto ha provocado por un lado un pico de trabajo en un momento en el que es complicado o más difícil trabajar con normalidad. El resultado final es que no se cobró el primer subsidio hasta un mes y medio después del inicio del ERTE y mucho ni siquiera dos meses después.

La gente, por norma general, tenemos el concepto de “queja” como un derecho que si no lo ejerces estas loco o lobotomizado. Tenemos inculcado que tenemos que quejarnos por todo y siempre más que el que tenemos al lado y, como no, este caso no ha sido aislado. Entiendo que mucha gente se ha visto muy mal con estos casos, y que un par de meses sin cobrar descapitaliza a muchas familias, al igual que a empresas, y no les quito importancia, pero hay muchos que llevan más sin cobrar sobreviven como pueden y se ríen de aquellos que cobran, aunque sea tarde. No vemos al que tiene más problemas que nosotros. Aquí, hay que marcar, que el problema no es del Servicio de empleo ni de los mecanismos del gobierno… podría decirse que el problema es de “Suerte”.

Suerte, en su cuarta definición de la RAE, “Aquello que ocurre o puede ocurrir para bien o para mal de personas o cosas” y es que tendemos a decir que la suerte llega y te toca y te puede tocar a bien o a mal. Y es así, no puedes hacer nada contra la suerte y si te toca a mal no vas a poder evitarlo. No se puede evitar que te toque, pero si su impacto y para ello esta la gestión de riesgos.

¿Quien podría pensar que una pandemia iba a parar el mundo? bueno, Bill Gates, lo predijo, con gran acierto, pero no lo dijo porque fuera a ocurrir, sino porque podía ocurrir y la influencia/impacto de esto podría provocar lo que esta provocando. Tomar medidas para paliar el impacto, ocurra o no finalmente, esta en nuestra mano.

¿Cual fue mi suerte? pues simplemente pararte a pensar un poco en tu futuro. Dejar de pensar en “Tengo la suerte de tener trabajo” y pasar a pensar “¿Tendré la suerte de tener trabajo dentro de 5 años?”. Aquí esta el origen de la suerte, o más bien, de la gestión de riesgos personal. ¿Que hemos hecho los últimos 5 años para mantener nuestro trabajo? a parte, obviamente, de hacer nuestro trabajo.

Tengo que aclarar que cuando digo “Mantener nuestro trabajo” no estoy hablando del puesto de trabajo ni de la empresa, sino de mantener el “trabajo” como concepto aislado. Mantener que tengamos trabajo bien ascendiendo, moviéndonos a otra empresa, cambiando de actividad o como sea.

Un ERTE puede cambiarte mucho la vida, si no recibes ingresos durante meses y además no puedes trabajar durante ese tiempo. Al final todos somos en estado atómico personal, una pequeña empresa. Compramos cosas y vendemos nuestros servicios a una empresa para conseguir dinero para comprar mas cosas y si nuestro flujo de caja no está saneado podemos vernos en problemas. Una buena idea puede ser, hacer lo que hacen las empresas… diversificar.

Diversificar es, básicamente no depender de un solo cliente o un solo tipo de ingreso. Nosotros, como microempresas personales, podemos diversificar, trabajar en varias empresas o para varias empresas. Hacer pequeños negocios que den poco trabajo y que sean compatibles con nuestro trabajo principal. Hacernos valer por lo que hacemos y no por que trabajemos para un empresario. Cualquier cosa que nos suponga un ingreso “Colchon” paralelo a nuestro trabajo, nos sacará de más de un apuro en el futuro y nos quitará el estrés, si el que lo tuviéramos, de que pueda llegar otra pandemia similar.

Publicado en Buscando trabajo | Deja un comentario

No hay trabajos indignos, pero si condiciones de trabajo indignantes

He trabajado/ganado dinero desde muy joven haciendo todo tipo de cosas cuyo único límite ha sido que fueran legales:

  • recogiendo cascos de botellas cuando eran retornables
  • cobrando derechos de autor por mi curso de introducción a Linux Ubuntu
  • limpiando la cuadra de la familia de un amigo en Herencia
  • cambiando cintas de backup como operador de sistemas Unix
  • recogiendo cartón para una ONG
  • siendo gerente de cuentas como Terra o Enagas en Acotel
  • vendiendo calendarios puerta a puerta de esa misma ONG (menos trabajo, más pasta)
  • siendo comercial primero y luego responsable de desarrollo de negocio de Masscomm
  • repartiendo pizzas en vespino en Pizzaphone y Telepizza
  • dando clases particulares de Inglés a mi buen amigo David Martinez Germán
  • siendo Director General, Comercial, Ceo y Cofounder
  • limpiando pisos y entregando llaves de Viviendas de uso turístico
  • vendiendo

Esta retahíla y este artículo, vienen al hilo de las profesiones cuya demanda no se cubre, esa característica tan extendida de empleos como el de vigilante de seguridad del que escribí hace nada, o el de auxiliar de geriatría, o el de jornalero, recogedor de fruta del que hablan hoy en el suplemento XL de los diarios del Grupo Vocento.

El artículo está muy bien, pero me mata el enfoque victimista sobre los universitarios, pobrecitos ellos del titular “De universitarios a jornaleros”. Este tipo de trabajos, que tienen una estacionalidad alta, requieren de mucha mano de obra y en algunos casos escaso valor añadido, pueden ser un desastre para la estructura económica y social de un país, si son la única alternativa, pero también son una fuente de oportunidades individuales y sociales si los usamos como base, para esa industria agroalimentaria, donde la ingeniería, la inteligencia artificial, el diseño, el packaging, la industria auxiliar… añadan capas de valor y de empleo de calidad.

Así que, el problema no es que un universitario, tenga que limpiar fruta, pisos o culos, sino que lo tenga que hacer sin contrato, de sol a sol, cobrando una miseria y/o en negro.

Y para hacer amigos, en breve escribiré algunas ideas sobre porque, como país, desperdiciamos recursos invirtiendo en universitarios que hacen más ricos a otros países, en vez de, reencauzar el camino a la Universidad como fuente de conocimiento y enriquecimiento personal, y no, como escuelas de FP de larga duración y alto coste.

Publicado en Buscando trabajo | Deja un comentario